¿CÓMO ELEGIR EL PRODUCTO QUÍMICO ADECUADO PARA LA LIMPIEZA DE UN SISTEMA DE CALEFACCIÓN?

No estoy seguro/a de que los productos de limpieza Sentinel sean adecuados para la situación entre manos.


El problema

Acaba de llegar a la vivienda de su cliente y según el resultado de unas pruebas rápidas que ha llevado a cabo es evidente que el sistema de calefacción central necesita una limpieza. Quizás haya identificado zonas frías en los radiadores y haya oído el ruido de la caldera, de una válvula atascada o una bomba ruidosa. Le ha explicado al cliente las ventajas de la limpieza del sistema de calefacción, incluida la mejora en el rendimiento, un mayor ahorro energético y la prolongación de la vida del sistema.

La legislación y las buenas prácticas reconocen que para llevar a cabo una limpieza efectiva del sistema ha de utilizarse un limpiador químico, pero es importante que se asegure de que elige un producto de limpieza adecuado, y no se conforma con el primero que encuentra en las estanterías de su comercio local. Para obtener los mejores resultados para el sistema y para su cliente, y para minimizar la probabilidad de que le vuelvan a llamar, es necesario investigar un poquito más.

El tipo de residuos y su cantidad dependerá del tipo de sistema, su edad y estado de mantenimiento previo.

The solution

EL SISTEMA ENTRE MANOS ES NUEVO

En este escenario, puede que a su cliente le cueste trabajo entender que el sistema necesite una limpieza. Los sistemas nuevos pueden fácilmente acabar teniendo algo de suciedad durante y después de la instalación como consecuencia de la falta de cuidado en los procesos de fabricación e instalación.

Ejemplos de este tipo de residuos incluirían virutas de cobre, residuos de decapante, arenas de fundición y óxido. Otros contaminantes incluirían grasas y aceites utilizados en el propio proceso de fabricación, a veces en exceso. Si llegan a introducirse en el sistema, estos materiales podrán ocasionar problemas como la corrosión. 

Entonces ¿por qué X300 System Cleaner es para sistemas nuevos?

Sentinel X300 System Cleaner está diseñado para atacar los residuos del exceso de decapante, grasas y aceites además de residuos de la instalación y lodos. Y no solo eso, sino que además X300 pasiva las superficies metálicas y ayuda a prevenir la deposición de cobre, una causa común de corrosión en las grietas de los radiadores. Idealmente, debería añadirse el producto durante el primer llenado del sistema. Después, el agua debería circular a la temperatura normal de operación durante 2 horas antes del purgado. Si usa agua fría, permita que circule durante 24 horas. No es necesario llevar a cabo un purgado eléctrico cuando se usa este producto.

 

EL SISTEMA ENTRE MANOS NO ES NUEVO, PERO TIENE MENOS DE 6 MESES

Si no se ha limpiado el sistema antes de usarlo, todas las cuestiones que se han mencionado para sistemas nuevos estarán presentes, con los residuos de la instalación ocasionando problemas y dañando el sistema.

Entonces ¿por qué X300 System Cleaner es para sistemas nuevos?

Por lo que a los sistemas nuevos respecta, X300 System Cleanre está diseñado para atacar los residuos y contaminantes de la instalación y fabricación. Una vez que el sistema está limpio, el producto pasiva las superficies metálicas y previene la deposición de cobre.

En este escenario, un purgado manual con X300 puede resultar beneficioso para el sistema.

 

EL SISTEMA ENTRE MANOS TIENE MÁS DE 6 MESES

Con los sistemas más antiguos, la elección de un producto químico que produzca los resultados deseados dependerá del problema concreto que se trata de abordar.

¿Por qué X400 System Restorer es para sistemas más antiguos?

Si el problema a abordar es de circulación, a juzgar por las zonas frías en los radiadores, la mayor parte de las veces está ocasionado por la acumulación de lodos. La formación de lodo es casi imposible de evitar por completo y a menudo se deposita en las zonas de bajo flujo del sistema.

X400 System Restorer disuelve, arranca este lodo solidificado y lo transforma en partículas en suspensión en las aguas, que posteriormente se podrán purgar del sistema. Para ello se requiere la circulación, idealmente a la temperatura normal de operación, con todas las válvulas abiertas y la bomba dispuesta para máximo flujo durante un mínimo de 2 horas o hasta que se haya restablecido un rendimiento satisfactorio. En los sistemas muy sucios, se recomienda ampliar el periodo de circulación hasta aproximadamente 3-4 semanas. Este producto se puede utilizar en combinación con una máquina de purgado eléctrico como Sentinel JetFlush para lograr una limpieza más efectiva en un tiempo menor.


Products related to this guide: