Un tratamiento no ácido, de dejar puesto, para calderas ruidosas

La vida con una caldera ruidosa no solo es desagradable, sino que además puede ser ineficiente. Hay varios factores que pueden provocar el ruido en la caldera, pero la mayor parte de las veces la causa es una fina capa de depósito en el intercambiador de calor. Sentinel X200 Noise Reducer es extremadamente eficaz en la solución de este problema, ayudando al mismo tiempo a restablecer la eficiencia de la caldera.

Características principales

  • Reduce el ruido de la caldera
  • Ayuda a restablecer la eficiencia de la caldera
  • De fácil manejo
  • Fácil de dosificar
  • Apto para todos los metales incluido el aluminio
  • No ácido, no corrosivo
  • Fabricado según un sistema de calidad de conformidad con la ISO9001

Tamaños disponibles

1L líquido

El ruido de la caldera es una molestia para todo propietario y puede asimismo ser el síntoma de un problema subyacente del sistema de calefacción central como por ejemplo problemas en el diseño o averías mecánicas. Una vez que éstos se han descartado como origen del ruido de la caldera, la causa más común es una fina capa de cal u otros residuos sólidos en el interior de la caldera. Sentinel X200 Noise Reducer es un tratamiento muy eficaz para este problema.

Es un tratamiento no ácido, de dejar puesto; es una solución más moderada que no deja de ser muy efectiva para este problema común. El tratamiento del ruido de la caldera provocado por residuos depositados con Sentinel X200 Noise Reducer también contribuirá al restablecimiento de la eficiencia de la caldera.

La concentración recomendada para el uso del reductor de ruido Sentinel Leak Sealer es de 1% del volumen de agua del sistema, o sea 1 litro para tratar un sistema de 100 litros.

El tiempo para reducir o eliminar por completo el ruido de caldera dependerá de la dureza y la cantidad de depósitos calcáreos presentes.

En los casos más serios, una dosis adicional puede ser necesaria.

El Sentinel X200 deberá permanecer en el sistema.

Para obtener los mejores resultados, los sistemas deberán ser previamente limpiados y enjuagados : los sistemas nuevos y hasta 6 meses con el limpiador Sentinel X300; los sistemas existentes o de más de 6 meses con el desenlodador Sentinel X400. Tras limpiar el sistema, deberá tratarlo con el inibidor Sentinel X100 o con el anticongelante con inhibidor Sentinel X500.

Sistemas abiertos : inyecte por el depósito de alimentación y expansión con el inyector Sentinel.

Sistemas sellados : si el sistema está vacío, añádalo por cualquier punto conveniente antes de llenarlo. Si está lleno, use el inyector Sentinel o la bomba desenlodadora Sentinel JetFlush en cualquier punto de acceso.